});

Sesión de Entrenamiento: Qué, cómo y cuánto entrenar con tu Perro

En este artículo, queremos detallarte las pautas que debes seguir para que tengas un entrenamiento lo más eficaz y productivo con tu perro, a la vez que divertido, por supuesto.

Queremos recalcar, que con entrenamiento, nos referimos a cualquier momento en el que quieras enseñarle algo a tu perro, ya sea a un cachorro o a un perro adulto, ya sea para enseñarle la educación o normas para el dia a día, para intentar corregir o modificar una conducta, o para entrenar algún deporte en concreto, lo englobamos todo.

ANTES DE COMENZAR

  1. PLANIFICA TU ENTRENO

Debes de tener planificado qué es lo que quieres trabajar con tu perro. Qué conductas vas a entrenar, en qué fase está cada una, en qué lugar lo vas a realizar y qué harás en caso de no ir la sesión cómo tú esperas.

Tienes que tener claros los criterios que vas a seguir en la construcción de lo que quieres trabajar, para no confundir a tu perro, o exigirle demasiado.

  1. MATERIAL NECESARIO

Es fundamental que tengas todo el material que necesitarás preparado, juguetes, premios de comida, ropa para entrenar u otros materiales, según lo que vayas a entrenar.

Recuerda que tu perro tiene un tiempo determinado de concentración en donde dará el máximo y aprende por asociación, así que no puedes dar lugar a que se quede esperando porque se te ha olvidado coger el juguete, por ejemplo.

  1. PERRO MOTIVADO

Tienes que conseguir que tu perro esté con la motivación adecuada y en el estamos emocional idóneo para poder tener el mejor rendimiento en la sesión. Para ello tendrás que utilizar distintas técnicas, ya sea de juego o concentración, para lograrlo antes de comenzar.

  1. ATENCIÓN PLENA

Algo muy importante, es que tú debes de estar también concentrado y emocionalmente preparado para la sesión de entreno con tu perro. Y es muy importante, que esos próximos minutos, les dediques tu atención plena para estar conectado totalmente con tu perro y con lo que estás haciendo.

LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

  1. AMBIENTE LÚDICO

La sesión en sí, debe de transcurrir dentro de un ambiente lúdico, que tu perro lo vea como algo muy divertido, aunque haya exigencia y conductas complicadas que quieras trabajar.

Debes de alternar momentos de juego con momentos de entrenamiento, según tu veas que es lo que necesita tu perro en cada momento.

  1. CRITERIOS CLAROS

Al igual que has planificado tu sesión, debes de tener unos criterios claros para cada una de las conductas que vas a trabajar, y ser homogéneo en general. Así le quedará todo mucho más claro a tu perro y la sesión será mucho más eficaz.

  1. TRIÁNGULO DE ENTRENAMIENTO

La dificultad de las conductas que quieres entrenar con tu perro, las debes de repartir en forma triangular, de la siguiente manera:

  • Comienza con alguna/s conducta/s que tu perro ya conozca y con la/s que quieras seguir avanzando en su progreso. Así el perro se verá seguro y confiado porque eso ya lo conoce.
  • Continúa con las conductas más difíciles o que sean nuevas, en mitad de la sesión de entrenamiento. Así estarás trabajando lo más complicado cuando tu perro tiene la mayor concentración.
  • Termina la sesión, con conductas que sean muy fáciles para el perro y que no necesiten de seguir progresando. Como un repaso que el perro ya conoce.

También puedes terminar con alguna de la conductas más complicadas del apartado anterior, y que tu perro haya resuelto muy bien.

Con ambas formas, tu perro terminará la sesión con una sensación de satisfacción y eso le ayudará a gestionar mucho mejor, futuras sesiones de entrenamiento.

El nº de conductas que puedes trabajar en cada sesión es variable, depende mucho de lo que quieras trabajar en concreto, de la dificultad de las mismas o de la motivación de tu perro en ese día.

Lo importante es que debes de conseguir que tu perro comience con ganas y acabe con una muy buena sensación, queriendo más, que se quede como con ganas de querer hacer más cosas contigo.

  1. TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

El tiempo depende mucho del perro en cuestión:

  • Si es un cachorro o perro joven, deberían de ser sesiones muy cortitas de 5 a 10 minutos máximo.
  • Igual si es un perro adulto, que no está habituado a entrenar, o con perros cuya motivación y concentración es muy baja. Mejor varias sesiones muy cortitas cada una.
  • Con perros ya habituados a entrenar o con una alta capacidad de concentración y motivación, se puede entrenar hasta 20-25 minutos, o quizás un poco más. Lo importante es saber “leer” a nuestro perro y no excedernos entrenando hasta que no tenga más ganas.

Recuerda, Deja a tu perro siempre con ganas de más, tanto en el juego como en los entrenamientos.

Si tienes en cuenta estas pautas, conseguirás que la sesión sea muy eficaz y productiva y lo mejor, que a tu perro le gusta cada vez más estas sesiones donde se lo pasa muy bien contigo.

Funny Dogs Training
Disfruta enseñando a tu perro

Posted on: 12 noviembre, 2018, by :

Deja un comentario

Registration

Forgotten Password?

Cursos Online de Adiestramiento Canino