});

Que necesitamos para entrenar

En este artículo, queremos detallaros que es lo que necesitamos para poder comenzar a entrenar con nuestro perro y que sea una sesión de los más productiva y eficaz.

No debemos de comenzar nunca a lo loco, sin pensar que vamos a hacer ni preparar un mínimo la sesión. A veces, improvisaremos y puede salir una sesión genial, pero lo más normal, es que no salga bien y que nuestro perro se frustre.

Entonces, ¿qué es lo que necesitamos?

1. Planificar la sesión de entrenamiento
Es lo más importante antes de comenzar. Pensar y estructurar que se va a trabajar. Qué, cómo y dónde, no se pueden dejar al azar, porque si no lo hacemos bien, el que lo pagará será nuestro perro, frustrándose o aburriéndose.

Esto no conviene, porque entonces nuestro perro recordará la sesión como algo que no le gusta y si se convierte en algo repetitivo, fijaremos ese estado emocional en nuestro perro y cada vez que comencemos a entrenar, nuestro perro bajará su motivación y no querrá colaborar.

Sin embargo, si planificamos la sesión, tendremos preparado que vamos a entrenar, por facilidad o dificultad (esto lo veremos en un próximo artículo), y cómo lo vamos a hacer. Incluso, tendremos pensado, que hacer en el caso de que mi perro no resuelva bien algo de lo que intentamos enseñarle o al contrario, que hacer si lo resuelve con rapidez.

Esto hará que el perro colabore, no se frustre y se lo pase bien aprendiendo, por lo que su recuerdo de esa sesión será agradable y en las próximas, su motivación será la adecuada.

2. La colaboración de nuestro perro
Al hilo del punto anterior, si no tenemos la colaboración de nuestro perro, poco va a aprender.

Imaginaos a vosotros mismos en una clase tediosa de algo que no os gusta, o con un profesor que no sabe transmitiros lo que quiere enseñaros. Se os hará super pesado ir a clase, y no prestaréis atención porque no os motiva nada.

Por ello necesitamos que el perro quiera colaborar y tenemos que conseguir que cumpla estos tres aspectos:

– Motivación: que quiera realmente hacer eso con nosotros – Concentración: que esté concentrado en lo que queremos enseñarle – Atención y enfoque: que su atención y enfoque esté en nosotros.

En próximos artículos, hablaremos de cómo conseguir estos aspectos en nuestro perro para poder tener una buena sesión de entrenamiento.

Si conseguimos tener esto, ya tenemos una gran parte del camino recorrido y será todo mucho más fácil.

3. El lugar de entrenamiento

Esto es muy importante también. Si no tenemos en cuenta donde vamos a entrenar, puede ocurrir, que a nuestro perro, le afecte mucho ese lugar y sea incapaz de concentrarse.

Por ello, con cachorros o perros jóvenes, o con perros poco habituados a entrenar, se debe de comenzar en una zona conocida para ellos y con muy pocas o ninguna distracción, para que puedan concentrarse. Más adelante se podrá ir entrenando en nuevos lugares, incluso de exterior, con distracciones, pero estas deben de ir siempre aumentadas progresivamente.

También hay que tener en cuenta como es el suelo, donde vamos a entrenar, ya que si mi perro resbala o no le gusta, también estará incómodo. Y si vamos a realizar actividades de saltos, por ejemplo, hay que buscar siempre un suelo suave para que nuestro perro no se haga daño.

4. Los premios que vamos a utilizar

Los premios son muy muy importantes, aunque a veces se les subestima. Tenemos que saber que le gusta más a mi perro; si es la comida, los juguetes, palos, etc… y dentro de esto, diferenciar que habrá comida que le guste más que otra y juguetes que le gusten más que otros.

Tenemos que tener esa lista para poder utilizarla en las sesiones. Por ejemplo, si voy a enseñarle a mi perro algo más complicado, pues utilizare premios de más valor, o si voy a trabajar con un poco de distracciones, subiré también el valor del premio.

Hay perros que con un trozo de salchicha, no prestan la atención suficiente en un entorno con distracciones, pero si le das un trocito de queso, por ejemplo, se olvidan de las distracciones y son capaces de concentrarse. O si cambio un juguete por otro, hay que perros que se motivan mucho más. El valor de los premios es muy importante.

 

También hay que tener en cuenta donde tendremos estos premios. Si en nuestro bolsillo, en una riñonera, etc… porque una vez que comenzamos a entrenar no podemos estar buscando los premios un rato, o ir a otro sitio a por ellos. Hay que tenerlos en un sitio para poder entregaros con rapidez y fluidez.

5. Los accesorios o materiales que necesitemos

Hay que preparar también todo aquello que vayamos a necesitar, por ejemplo, bases, aros, saltos, sillas, trajes… todo el material que necesitemos para esa sesión de entrenamiento debe de estar preparado para no perder tiempo.

Nuestros perros tienen poca capacidad de concentración, unos más que otros, y también depende de lo que estén habituados a entrenar, pero en general, de 20 a 40 minutos seguidos como máximo.

Por lo que no podemos perder tiempo en la sesión de entrenamiento, en ir a buscar lo que necesitamos y prepararlo. Si queremos que la sesión sea fluida y lo más eficaz posible, debemos de tener esto preparado.

Una vez tengamos todo esto, podemos comenzar a entrenar con nuestro perro y conseguiremos que la sesión sea muy fructífera y eficaz. Pero lo más importante, conseguiremos que nuestro perro esté concentrado y motivado y le guste, por lo que para próximas sesiones, lo tendremos mucho más atento queriendo hacer cosas con nosotros, y eso es lo más importante de todo.

Seguiremos en próximos artículos, tratando temas que esperamos veáis interesantes.

Se parte de esta nueva forma de educación canina online que está por comenzar

 

Funny Dogs Training
Disfruta enseñando a tu perro
Posted on: 12 mayo, 2018, by :

Deja un comentario

Registration

Forgotten Password?

Cursos Online de Adiestramiento Canino